“Encuentros pirenaicos” / “Rencontres Pirénéennes” del 12 de Diciembre al 10 de Enero

“Encuentros pirenaicos” / “Rencontres Pirénéennes”, exposición cedida por La Maison de la Montagne de Pau, y que funcionó en su día como exposición inaugural de La Cité des Pyrénnées, podrá ser visitada en La Casa de la Montaña de Jaca desde el viernes 12 de Diciembre, hasta el 10 de Enero.

“Encuentros pirenaicos” / “Rencontres Pirénéennes” Se compone de una serie de 25 fotografías en blanco y negro, entremezcladas con escritos colectivos y una composición de música ambiental.

Las imágenes de la exposición nos cuentan viejas historias, hermosas y sinuosas como los senderos de la trashumancia, bordeados de piedras alineadas. Las imágenes de Teresa Kaufman son el tema central de la exposición, en una creación compartida que se mezcla con los textos difusos creados a partir de ellas.

Las imágenes de la exposición nos van a transportar al encuentro de la gente de montañaEncuentros pirenaicos la casa de la montaña, iremos con los pastores a los campos en verano, estaremos con ellos en los establos durante el ordeño, trabajando con el heno, o bebiendo un café caliente .

La fotografía de Teresa sobre el patrimonio y las tradiciones culturales del mundo rural es más sensible y poética que puramente documental. A través de la fotografía, Teresa narra el esfuerzo, la pasión y el amor por la tierra que comparten los habitantes del Valle de Aspe .

Empezó fotografiando la ganadería bovina tradicional para lograr descubrir la montaña pirenaica en el Valle del Aspe (Pirineos Atlánticos). A través de ella, encontró, y pudo asistir y fotografiar la vida de los agricultores, sus animales, y también a sus colegas, amigos, vecinos… su forma de vivir y finalmente su entorno paisajístico.

Ella estaba interesada no sólo en los criadores de vacas sino también en los criadores de caballos y ovejas. Es a través de los animales, por el interés y la curiosidad que sentía por ellos, que logra entrar en contacto con gente de la tierra. Teresa no roba las imágenes, muestra empatía por las personas y, a cambio estas le abrieron sus puertas , y con frecuencia su corazón, para expresar y compartir la pasión que sienten por sus animales y por el Pirineo.

Las palabras y las frases que acompañan a la exposición nacen de los talleres de escritura realizados en Pau con el proyecto Carambolingue y la experiencia de la escritura de Philippe Sahuc. Se trata de una “carambola” de palabras que se reúnen cuando nos encontramos con las fotografías de la exposición para crear un gran lenguaje plural nacido deencuentros pirenaicos la casa de la montaña la conversación colectiva y el trabajo espontáneo, el ritmo poético y de nuevo una carambola de idiomas: francés, bearnes, catalán, bereber, turco, árabe, etc.

La exposición propone despertar los sentidos para descubrir esta creación compartida en la que el encuentro de artistas, ciudadanos, montañeros y territorios, nos permite una vez mas descubrir la riqueza de una montaña realmente viva, que evoluciona y al mismo tiempo mantiene sus tradiciones y valores.